ALBISTEAK

Dos campeones, frente a frente

Laguardia comparte ring con el boxeador vitoriano Natxo Mendoza

Itzuli

06/03/2018 12:54

Fotografías de grandes campeones y de boxeadores locales en las paredes. Sacos de boxeo y un ring en el centro de todo. Natxo Mendoza levanta las cuerdas para ayudar a subir a Víctor Laguardia. Dos campeones frente a frente sobre la lona.

"Impone estar encima del ring, pero más hacerlo con mi amigo Natxo Mendoza", reconoce Lagu con una sonrisa. El futbolista albiazul se dispone a compartir un rato de charla con el vigente campeón de España Superligero. Ambos comparten pasión por el deporte, por el boxeo y, también, por el Deportivo Alavés. "Tengo un amigo que es muy del Alavés y él fue el que me metió el gusanillo. Le acompañé una vez a Mendizorrotza y desde ese momento animo al equipo y voy al campo cada vez que puedo", apunta Natxo. El púgil celebró su última victoria en el ring luciendo la camiseta alavesista.

El boxeador, vitoriano de adopción y colombiano de nacimiento, es un ejemplo de entrega. Madruga para trabajar sus ocho horas por la mañana y, cada tarde sin fallo, se acerca al gimnasio para sus dos horas y media de entrenamiento. "Es duro y sobre todo en las semanas previas a los combates se hace difícil, pero el boxeo es mi pasión y por eso lo sigo haciendo", explica el campeón. Lagu asiente y muestra su admiración por su compañero en el ring. "Es un ejemplo para todos. Trabaja y luego se prepara a fondo para dar lo mejor de sí en los combates. Ya vimos hace poco lo bien que lo hace. Retuvo el título de campeón y dejo KO a su oponente en el primer asalto", remarca el futbolista albiazul.

Lagu no pudo estar presente en el combate celebrado en el Iradier Arena, pero promete no perderse el próximo. "Íbamos a ir varios compañeros del equipo, pero nos pusieron el partido frente al Barcelona en domingo y nos tocó viajar", explica sobre el combate celebrado en Vitoria-Gasteiz.

Boxeo para la lesión

El futbolista albiazul es un buen aficionado al boxeo. Ve combates por televisión y hace unos meses probó a golpear un saco en primera persona. "Empecé a hacer alguna clase cuando estaba lesionado para hacer un entrenamiento diferente. Enseguida le coges el gustillo, y es algo que me gusta", reconoce.

Laguardia ve algunas similitudes entre ambos deportes: "La concentración y la constancia son muy importantes tanto en boxeo como en fútbol". Y, ¿cómo definiría a Natxo si fuese futbolista en vez de boxeador. "Lo veo como un Jago (Beobide): un mediocentro trabajadador e incansable, siempre ayudando al equipo", explica con una sonrisa. Natxo le devuelven el piropo. "Lagu es un ejemplo. Trabajador, siempre concentrado y contudente cuando hace falta", apunta con una carcajada, que comparte el central albiazul.

La charla termina y los dos campeones se despiden en el centro del ring. "Nos vemos en Mendizorrotza", resuena mientras dejan el cuadrilátero.

…-ri buruz hitz egiten da Deportivo Alavés, Laguardia, temporada 2017-18