NOTICIAS

Derbi de garra que finaliza en tablas

El filial albiazul recibe el gol del empate en el minuto 94

Volver

12/11/2017 18:06

El filial visitaba Basarte, segundo derbi de la temporada y tablas en el marcador final. El Mister obligado a reajustar el once tras caerse el defensor brasileño Gabriel Estigarribia por lesión, y Demirovic por encontrarse concentrado con su selección, planteaba un esquema similar al de las últimas jornadas.

El partido comenzó intenso, los de Igor Oca enseguida tomaron el control del esférico, con la disposición de llevar el peso del partido. Los locales uniformados de albiazul intentaban crear peligro a base de balones largos, la defensa alavesista tuvo que emplearse a fondo en esos primeros lances para qué el Amurrio no materializara ninguna ocasión, en los primeros 45 minutos ni siquiera tuvieron opción de gol. Los Derbis suelen declinarse por ser encuentros cargados de intensidad, poca circulación de balón, ritmo frenético y mucho más corazón que cabeza, en eso mismo, había trabajado el míster durante la semana, evitar que pequeños despistes marcarán el devenir del encuentro.  El Alavés B comenzó a asentarse en el terreno de juego y llegaron las primeras ocasiones en las botas de Andrei y Adrián Iglesias, pero no fueron suficientes para anotar el primer tanto.

Tras el descanso, el filial alavesista tomó definitivamente el mando del choque. El equipo que vestía con su segunda equipación totalmente negra, replegó filas, confiando que sus lanzadores Dani Iglesias y Valero acertaran en alguno de sus desplazamientos en largo para que los puntas cerraran definitivamente el choque. El conjunto alavesista comenzó a acumular llegadas a la frontal del área. Einar pidió la pelota y el protagonismo, moviendo a su equipo de lado a lado y obligando al Amurrio a emplearse a fondo. La presión de los alavesistas subió dos puntos sobre en centro del campo, permitiéndole recuperar la pelota a menudo en campo rival y aumentar las dudas del mismo. Martin desde la banda derecha se sumaba también al ataque creando mucho peligro, hasta que en el minuto 66 Valero con un gran detalle de calidad, se logra zafar de dos defensores y desde fuera del area consigue batir a Matu con un disparo seco al palo corto. Momento clave del partido, donde el míster decidió mover el banquillo, la salida de Víctor insufló oxígeno y vitalidad, fueron apenas un par de chispazos del riojano pero suficientes para crear desconcierto en el equipo local. Pocos minutos después el colegiado decide expulsar a Igor Oca, por lo que el míster viviría el final del partido desde en la grada. Como todo derbi hasta el último minuto puede ocurrir cosas, desafortunadamente, un pequeño desajuste en defensa en el minuto 94 aprovechado por un hábil Julen Lafuente fue suficiente para poner el empate en el marcador, sin tiempo para poder reaccionar.

Al finalizar el choque, Igor Oca, entrenador del Alavés B, destacó que ha sido un partido trabajado donde los jugadores estuvieron correctos y añadió la dificultad de jugar contra el Amurrio en su casa. Semana que viene un nuevo reto, esta vez en casa, donde recibirán al Zamudio, rival que mira hacia los puestos de arriba.