NOTICIAS

El cambio de año no pasa factura al Glorioso (2-1)

Los goles de Borja Bastón y Tomás Pina han dado la vuelta al tanto inicial de Dani Parejo.

Volver

05/01/2019 19:25

Había ganas de volver a Mendizorrotza y la afición alavesista, una vez más, ha arropado al equipo en el primer encuentro del 2019. Un partido en el que el Glorioso se ha repuesto del tanto inicial de Parejo y ha firmado una meritoria victoria gracias a los goles de Borja Bastón y Tomás Pina .

Primera parte

Los primeros 10 minutos del choque se han caracterizado por un ritmo pesado marcado por un terreno de juego duro como consecuencia de las bajas temperaturas. Paulatinamente los protagonistas se han ido entonando, y ha sido el cuadro Che el primero en llevarse el gato al agua mercé a un excelso lanzamiento de falta de Dani Parejo que ponía el 0-1 en el luminoso. Lejos de apocarse, sin embargo, el Glorioso ha sido capaz de rehacerse y Borja Bastón ha vuelto a mojar empujando con rabia a la red un balón que había quedado rechazado tras un saque de esquina (1-1).

El bravo equipo albiazul no ha cesado en su empeño por intentar llevarse al vestuario un botín algo más suculento, y fruto de ello, en la última acción del primer periodo, Tomás Pina ha convertido en gol otro balón que se ha paseado por el área tras un córner. Con ese marcador se ha enfilado el túnel.

Segunda parte

Tras la reanudación, Víctor Laguardia ha estado a punto de poner la guinda al pastel de su renovación con un gol en la primera acción de la segunda parte. El equipo se ha mostrado fuerte y resistente, haciendo gala de un despliegue físico que ha retrasado la primera permuta hasta el minuto 73. Darko ha entrado en sustitución de Borja Bastón, dando más estabilidad y poblando el centro del campo babazorro. Más tarde sería Ibai Gómez quien iba a abandonar la partida para dar entrada a Rubén Sobrino.

Poco a poco el Glorioso ha ido quemando los minutos hasta que, a fuego lento, ha terminado por cocinar la primera victoria del 2019. Cambio de año, pero Mendizorrotza sigue invicto.